Un cultivo milenario, una adoración ancestral y un valor al alza desde tiempos inmemoriales, el aceite de oliva virgen extra es un producto esencial en al dieta mediterránea, básico en la cocina española y repleto de beneficios para la salud.

Pero vamos por partes. El olivo comenzó a cultivarse en Creta, Líbano, Palestina, Egipto y Siria, entre otros lugares. De ahí, su influencia llegó hasta Grecia e Italia y se extendió poco a poco por el resto de países del mar Mediterráneo como Túnez, Marruecos, Argelia y, por supuesto, España.

Una extensión tan vasta y perdurable no debe ser casualidad. El aceite de oliva virgen extra, procedente de Córdoba, tiene propiedades para nuestro cuerpo nada despreciables. Sus grasas monoinsaturadas, antioxidantes, ácido oleico y otros nutrientes ayudan a reducir el riesgo de tener colesterol malo, desarrollar enfermedades coronarias y favorecer las funciones metabólicas, entre otros. Además, es una fuente de vitamina E. Algunos de los beneficios del aceite de oliva virgen extra son:

Ayuda a perder peso

Tomar aceite de oliva te genera una sensación de saciedad cuando estás comiendo, además de poseer grasas saludables que pueden favorecer la pérdida de peso. También podría tener efecto laxante.

Alivia dolores

El aceite tiene efectos antiinflamatorios si tienes dolores en articulaciones o músculos.

Aliado contra cáncer y diabetes

El ácido oleico, los antioxidantes, polifenoles y flavonoides parecen ser la clave de que quienes consumen aceite de oliva estén más protegidos contra el cáncer. En el caso de la diabetes, las grasas saludables del aceite regularían los niveles de glucosa en la sangre.

Es bueno para la piel

El aceite de oliva virgen extra es humectante natural. Suaviza tu piel y previene los efectos del envejecimiento prematuro. 

En Hacienda Montalvo cuidamos el aceite de oliva para darte lo mejor para tu organismo, tu dieta y tu cuidado personal. Nuestros aceites enamorarán tu paladar desde el primer momento. ¡Contáctanos!